Iluminación natural: sobre la uniformidad

Llevamos tiempo planteándonos las mismas preguntas: si la iluminación eléctrica no se dimensiona en función de un porcentaje del techo… ¿por qué los lucernarios sí? ¿y a qué interdistancia tienen que situarse?

Podríamos responder mejor a estas preguntas entendiento un lucernario como una luminaria -que funcione con el Sol en lugar de electricidad no cambia nada-, y como tal debería dimensionarse según su comportamiento óptico, como ya hacemos en la iluminación artificial.

Un buen sistema de aprovechamiento de luz natural iluminará acorde a las necesidades del edificio mediante una distribución uniforme de la luz, cuya importancia ya describe la norma EN 12464-1 relativa a la iluminación de los lugares de trabajo en interior:

“La distribución de luminancias en el campo de visión controla el nivel de adaptación de los ojos que afecta a la visibilidad de la tarea. Una luminancia de adaptación bien equilibrada es necesaria para aumentar la agudeza visual y la sensibilidad al contraste”

De lo que deducimos el importante papel del contraste, o dicho de otro modo, no se trata tanto de cuánto se ilumina sino de cómo.

El contraste es la respuesta

En 1995 el profesor del MIT Edward H. Adelson dio a conocer su famoso tablero de ajedrez, donde a pesar de lo que dictan nuestros ojos y nuestra razón, la casilla A tiene exactamente el mismo color que la casilla B.

Si te sorprende como para querer comprobarlo (todos lo hemos hecho) solo estás confirmando lo que intentamos expresar, en primer lugar la importancia del contraste en la agudeza visual y en segundo que los ojos tienen una gran capacidad de adaptación, pero necesitan cierto tiempo para ello.

El contraste es la clave

Confort visual

Este tiempo de adaptación hace que en un entorno con excesivos contrastes debido a una mala iluminación nos podamos sentir incómodos por los motivos que la propia norma EN 12464-1 explica:

“Debería evitarse por las razones dadas:
. Luminancias demasiado elevadas que pueden dar lugar a deslumbramiento.
. Contrastes de luminancia demasiado altos que causarán fatiga visual debido a la readaptación constante de los ojos.”

Por tanto la implantación de un incorrecto sistema de iluminación natural debido a un mal dimensionamiento o un mal captador, podría tener efectos negativos en el interior del edificio mediante la aparición de los llamados puntos calientes o hotspots.

La respuesta la tiene la óptica. El objetivo de esa óptica será controlar y transformar la luz directa y colimada del Sol en luz difusa y uniforme.

¿Y cómo evitar el exceso de contraste?

La imagen adjunta muestra diferentes soluciones con las que el mercado intenta resolver esta cuestión.

El edificio de la imagen empleó soluciones prismáticas en la zona perimetral y ligeramente opales en la zona central, donde pueden verse los hotspots que se irán moviendo a lo largo del día generando contrastes excesivos y deslumbramientos.

Desgraciadamente esta última solución impide el apagado de la luz artificial, por lo que no solo no se ahorra energía sino que se ha generado una mala iluminación, pérdidas térmicas en la envolvente y una entrada de radiación IR al interior del edificio.

Lledó Sunoptics ilumina de forma uniforme.

Conclusiones

Aunque hasta ahora no se ha tenido la suficiente sensibilidad como para tratar la iluminación natural con las mismas exigencias que la iluminación artificial, existen soluciones en el mercado como para poder cumplir ciertos requerimientos visuales mínimos en cuanto a cantidad y calidad de la luz.

En una realidad en la que necesitamos reducir el consumo energético de forma urgente y en la que pasamos pasamos el 90% de nuestro tiempo en interiores, creemos que ha llegado el momento de evolucionar hacia esas soluciones que nos permitan simultáneamente ahorrar energía y disfrutar de confort visual.

Autor

IMG_E52

David Rodríguez

Dtor. Operaciones Lledó Energía.

Licenciado en Ciencias Físicas e Ingeniero en Electrónica. WELL AP.

Profesional desde 2003 en soluciones de aprovechamiento de la energía del Sol con sistemas térmicos, fotovoltaicos y de iluminación natural.

Noticias relacionadas

Colorimetría VI: CRI

Colorimetría VI: CRI

Colorimetría V: CCT

Colorimetría V: CCT

Colorimetría IV: espacio de color CIE 1931 XYZ

Colorimetría IV: espacio de color CIE 1931 XYZ

Colorimetría III: espacio de color RGB, HSV y HSL

Colorimetría III: espacio de color RGB, HSV y HSL

Colorimetría II: cromóforos y fotorreceptores

Colorimetría II: cromóforos y fotorreceptores

Colorimetría I: la luz y los colores

Colorimetría I: la luz y los colores

Las claves de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética

Las claves de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética

Métricas de la iluminación natural IV: Sunoptics

Métricas de la iluminación natural IV: Sunoptics

Métricas de la iluminación natural III: CS

Métricas de la iluminación natural III: CS

Métricas de la iluminación natural II: M-EDI(D65)

Métricas de la iluminación natural II: M-EDI(D65)

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart